lunes, 1 de junio de 2020

SIGNOS DE ALARMA EN LA ENFERMEDAD DE PARKINSON


La enfermedad de Parkinson (EP) es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente tras la enfermedad de Alzheimer, y supone un impacto muy importante en la calidad de vida de los pacientes, así como en la de los cuidadores desde el diagnóstico.

Por este motivo, el diagnostico precoz es muy importante: cuanto antes se diagnostique la enfermedad, antes se comenzará con el tratamiento y antes se aprenderá a convivir con todos los síntomas que se producen.

La enfermedad de Parkinson genera un conjunto de síntomas y de signos que, en muchos casos no generan dificultades en la vida cotidiana de las personas, pero en otros provoca unas limitaciones a nivel físico, funcional, emocional y social importantes, condicionando la vida en todos los sentidos.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la falta de producción de una sustancia química en el cerebro llamada dopamina, la cual es responsable de los movimientos del cuerpo y de regular también el estado de ánimo.

Muchos de nosotros asociamos el Parkinson con temblores en las manos, pero hay que aclarar que el temblor no es el único síntoma y que no todos los enfermos tienen temblor.

Existen una serie de síntomas tempranos que, por sí solos no son indicadores de padecer la enfermedad, pero si aparecen dos o más en la misma persona es recomendable consultar con el médico para realizar las pruebas necesarias para diagnosticar o descartar la enfermedad.

Estos signos son:
  • Pérdida del olfato. Problemas para oler ciertos alimentos como tomates, pepinillos en vinagre, o canela. No confundir con una pérdida del olfato transitoria derivada de un resfriado o congestión.
  • Rigidez muscular. Dificultad para caminar o moverse. Cuando los brazos no se mueven al andar o los pies se “pegan” al suelo o la rigidez no desaparece con el movimiento.
  • Temblor. Temblores o contracciones en las extremidades, principalmente cuando aparecen en reposo.
  • Letra más pequeña de forma repentina. 
  • Problemas de sueño (movimientos repentinos durante el sueño profundo).
  • Estreñimiento no relacionado con un cambio de dieta o medicación.
  • Voz baja. Si desciende drásticamente el volumen de la voz sin estar resfriado o tener problemas de oído.
  • Falta de expresión facial (aspecto de máscara), al igual que la pérdida del parpadeo.
  • Mareo o Desmayo. Pueden ser síntomas de presión arterial baja la cual puede estar relacionada con la enfermedad de Parkinson.
  • Encorvamiento de la espalda que provoca que el cuerpo se incline hacia adelante.

Si, como hemos indicado habéis notado dos o más de estos signos últimamente, acudid cuanto antes al médico.

Por último, no olvidéis que existen organizaciones que trabajan a diario para ayudar a estos enfermos y sus familias, siendo AFAV es una de ellas.

Así que recordad, NO ESTÁIS SOLOS, siempre habrá alguien dispuesto a ayudaros.

Fuentes: Parkinson’s Foundation; Informe de la Fundación del Cerebro sobre el
impacto social de la enfermedad de Parkinson en España (Neurología Volume 31, Issue 6, July–August 2016, Pages 401-413).

jueves, 28 de mayo de 2020

SIGNOS DE ALARMA




Todos hemos escuchado en alguna ocasión que la enfermedad de Alzheimer es la principal causa de demencia en todo el mundo. Pero también es cierto que es la enfermedad que mayor discapacidad genera en España.

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN) en España actualmente hay unas 800.000 personas que la sufren y cada año se diagnostican unos 40.000 casos nuevos.

A estos nuevos casos no se les suman aquellos que aún no han sido diagnosticados por ser muy leves y no tener una sintomatología visible y significativa.

Con la situación vivida en los últimos meses en España por el coronavirus, el confinamiento y la pérdida total de rutinas, muchas familias se han dado cuenta de que alguno de sus seres queridos comenzaba a presentar ciertos problemas que hasta ahora habían pasado desapercibidos.

Y es que, aunque esta enfermedad se manifiesta y avanza en cada persona de una manera diferente, sí que existen unos signos que podrían ayudarnos a detectar que algo pasa.

Estos signos son:
  • Dificultades en la memoria que dificultan la vida cotidiana (olvidos frecuentes, preguntas o conversaciones repetidas).
  • Dificultades para planificar o resolver problemas (por ejemplo no saber planificar las comidas de la semana).
  • Dificultades para realizar tareas cotidianas en casa, como no mantener un nivel de limpieza adecuado.
  • Desorientación.
  • Dificultades para comprender lo que se ve descartando déficit visual.
  • Dificultades para seguir una conversación. Olvido de palabras (que por ejemplo te digan “dame eso de escribir” en lugar de lápiz).
  • Problemas para escribir.
  • Cambios en el estado de ánimo (tristeza, enfado).
  • Abandono de actividades significativas a consecuencia de las dificultades para realizarlas.

La detección precoz es muy importante para retrasar el avance de la enfermedad. Cuanto antes se comience a tratar, el impacto en la calidad de vida del enfermo y su familia será menor.

Por ello es muy importante informar al medico de lo que ocurre para que pueda derivar al servicio de Neurología.

Por último, no olvidéis que existen organizaciones que trabajan a diario para ayudar a estos enfermos y sus familias. AFAV es una de ellas, teniendo amplia experiencia en el tratamiento y apoyo de esta enfermedad.

Así que recordad, NO ESTÁIS SOLOS, siempre habrá alguien dispuesto a ayudaros.

PASEOS TERAPÉUTICOS



Hace algunas semanas os hablamos de las actividades significativas, es decir, aquellas que son importantes para nosotros como personas. Muchas de estas actividades se pierden cuando una persona sufre una enfermedad neurodegenerativa, como el Alzheimer o el Parkinson, y supone un gran esfuerzo por parte de las familias y de los terapeutas conocer y poner en valor estas actividades, para que se puedan mantener en el tiempo y evitar sentimientos de frustración, tristeza e incluso agresividad.

El confinamiento que hemos vivido ha dificultado también la realización de algunas de estas actividades, actividades que nos hacen felices y nos realizan como personas. Las relaciones sociales, las visitas de la familia o incluso los paseos por nuestro barrio se han visto interrumpidos y con ellos los beneficios que para las personas con Alzheimer o Parkinson conllevan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), establece una serie de parámetros de actividad física según la edad. En el caso de las personas mayores de 65 años, la actividad física que se recomienda va a depender en gran medida del nivel de actividad de base que se tenga, pero siempre hay que intentar incluirla dentro de la rutina de nuestras tareas cotidianas.

De esta manera, podemos aprovechar para pasear cuando salimos a hacer nuestras pequeñas compras, cuando cuidamos de los nietos o cuando quedamos para tomar el café de la tarde con los amigos. Incluir una rutina de paseo dentro de nuestras relaciones sociales va a aportarnos beneficios importantes en nuestra salud física, psicológica y emocional.

Como hemos mencionado el confinamiento ocasionado por el coronavirus nos ha obligado a dar de lado esta actividad tan necesaria y placentera, especialmente para personas en situación de vulnerablilidad. Pero todo pasa, y ahora que ya estamos en fase 1, tenemos que empezar a retomarla. 

Con precaución, con seguridad y con ilusión en AFAV comenzamos los paseos terapéuticos, una actividad dirigida, supervisada y ejecutada por profesionales especializados y que permite retomar rutinas a la vez que trabajamos a nivel cognitivo y físico:
  • Estimulamos y mantenemos la deambulación, trabajando la marcha, la postura y el equilibrio, reduciendo el riesgo de caídas.
  • Trabajamos la comunicación, el lenguaje y la atención.
  • Estimulamos la memoria y fomentamos el sentido de la orientación.
  • Trabajamos las actividades instrumentales de la vida diaria, como la compra o el uso del teléfono.
  • Fomentamos las relaciones sociales, el establecimiento de vínculos y disminuimos sentimientos de soledad.
Además, pasear tiene un efecto relajante y puede favorecer el descanso, porque sentirse bien es terapéutico. 

lunes, 25 de mayo de 2020

¡VOLVEMOS!



Hoy volvemos a abrir nuestras puertas después de 79 días, 79 días en los que no hemos parado, durante los cuales nos hemos mantenido al lado de las personas afectadas y sus familias, luchando por que las consecuencias del confinamiento fueran las menos posibles, manteniendo la estimulación cognitiva, la rutina de ejercicio físico y con mucho, mucho apoyo psicológico y social.

No ha sido fácil, nos hemos encontrado piedras en el camino, pero también personas solidarias y comprometidas que nos han ayudado a continuar, que nos han dado el ánimo que muchas veces nos hacía falta para saltar esas piedras. Hoy abrimos de nuevo para ofrecer nuestros servicios de una forma diferente, con la seguridad que marcan los tiempos actuales, de forma individualizada y con los elementos que nos van a acompañar en nuestro día a día (mascarillas, guantes, pantallas protectoras...), pero volvemos convencidos de que es necesario, el Alzheimer y el Parkinson no paran por un virus o por un estado de alarma, han continuado los síntomas, la enfermedad ha seguido avanzando, por ello tenemos que seguir luchando, trabajando por mantener la autonomía y calidad de vida de las personas que sufren estas enfermedades.

Aún así, continuamos con los servicios a distancia y on line, porque hay familias que aún no se sienten preparadas. Quedarse en casa fue difícil para algunos, pero para otras personas lo difícil va a ser volver a salir.

Nos adaptamos y flexibilizamos para respetar el ritmo y las necesidades de cada uno. Esta asociación nació por y para ellos y continuará luchando por ellos. 


jueves, 21 de mayo de 2020

COMUNICADO URGENTE




LAS PERSONAS AFECTADAS POR ALZHEIMER Y PARKINSON NECESITAN URGENTEMENTE ESTIMULACIÓN Y REHABILITACIÓN PARA FRENAR LAS CONSECUENCIAS DEL CONFINAMIENTO

La campaña ATENCIÓN ALZHEIMER Y PARKINSON #ELLOSSELOMERECEN de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y Parkinson de Valdemoro permite recaudar fondos para proporcionar estimulación cognitiva, rehabilitación física y atención psicológica y social a personas afectadas por estas enfermedades y sus familiares.

La medicación y el tratamiento no farmacológico como la fisioterapia, la terapia ocupacional o la estimulación cognitiva son las únicas herramientas actuales para luchar contra la enfermedad de Alzheimer y Parkinson, y frenar su avance.
El confinamiento durante más de 40 días ha conllevado inactividad, reducción de los contactos sociales, reducción de las actividades que suponen una estimulación cognitiva… Esto, para las personas que padecen una enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer o el Parkinson, supone que los síntomas se agraven, provocando un empeoramiento en el estado cognitivo y físico de la persona.

Es urgente que, durante toda esta crisis provocada por el coronavirus, se continúe con los tratamientos que permiten mantener la autonomía de las personas afectadas, reducir sentimientos de soledad y miedo y retrasar la institucionalización de estos pacientes en centros residenciales, al mismo tiempo que se ofrece a los familiares atención psicológica, apoyo y acompañamiento, porque estas enfermedades son enfermedades compartidas que afectan a toda la unidad familiar.

AFA Valdemoro continúa realizando las siguientes actividades durante la pandemia:
  • ·         Estimulación cognitiva, funcional y tratamiento físico a distancia.
  • ·         Acompañamiento terapéutico a personas afectadas y familiares.
  • ·         Atención psicológica telefónica y grupos de ayuda mutua
  • ·         Psicoestimulación y fisioterapia individual.
  • ·         Información y atención social.


A través de la iniciativa ATENCIÓN ALZHEIMER Y PARKINSON #ELLOSSELOMERECEN (www.contraelcoronavirus.org/afavaldemoro) se puede colaborar para mantener las actividades necesarias para proporcionar tratamiento y atención a las personas afectadas y sus familias.

Colaborar es sencillo y conlleva beneficios fiscales pudiendo deducir el 80% de la cantidad donada en la declaración de la renta del año próximo.
#Ellosselomerecen
#contraelcoronavirus

Más información
AFA Valdemoro
640 74 72 75



lunes, 18 de mayo de 2020

ACOMPAÑAMIENTO TERAPÉUTICO



El Acompañamiento Terapéutico se trata de una técnica consistente en acompañar en el día a día a las personas, bajo la premisa de que las experiencias cotidianas producen efectos positivos sobre la salud. En este método se destaca el establecimiento del vínculo, permitiendo tejer una red de sostén que actúa como vehículo motor para alcanzar los objetivos fijados por los profesionales. Uno de sus grandes beneficios radica en la gran flexibilidad que permite en sus intervenciones, pudiendo perseguir ofrecer apoyo tanto en lo presencial como en lo telefónico. Y ahí está uno de sus puntos fuertes, pues en tiempos de coronavirus nos facilita trabajar con un encuadre más abierto, multiplicando las opciones en la búsqueda del bienestar de las personas.
Algunos ejemplos de intervenciones desde el Acompañamiento Terapéutico en la tercera edad son el aumento y mantenimiento de la motivación, fomento de la autonomía, desarrollo de factores protectores (ocio, deportes y cultura) y la integración comunitaria. Tales objetivos pueden alcanzarse mientras se realiza una llamada telefónica, acudiendo junto a una persona a realizar recados por la calle o simplemente en una conversación durante un paseo cotidiano. Puede ser un sostén para muchas personas, así como un complemento útil en coordinación con otros tipos de terapia en los casos más graves.
Para nosotros, desde AFAV, ofrecer Acompañamiento Terapéutico puede traducirse en ayudar a que usuarios y familiares se desenvuelvan mejor en su funcionamiento diario, apoyar en las tareas que generen mayores dificultades, reducir el sentimiento de soledad y realizar un trabajo sobre las diversas funciones cognitivas. Los tipos de intervención que podríamos ofrecer son:
  • ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL: acompañar en las actividades del día a día mediante acciones como charlar, compartir reseñas de programas de televisión, enseñar cómo utilizar el teléfono móvil, o permanecer simplemente en la escucha activa. Se rebaja el sentimiento de soledad mientras se trabajan otros objetivos paralelos en las charlas (lenguaje, orientación, ocio, etc).
  • PASEO TERAPÉUTICO: fomento de la actividad física mientras se trabajan aspectos relacionados con el lenguaje, ocio, orientación, memoria, etc.
  • VIDEOLLAMADAS GRUPALES: favorecer las relaciones sociales mediante videollamadas grupales, donde se rebaja el sentimiento de soledad mientras se trabajan transversalmente otras esferas cognitivas.

En definitiva, el Acompañamiento Terapéutico puede incluirse como una herramienta facilitadora para vencer barreras y evitar el aislamiento en la vejez, mejorando la autonomía y permitiendo interactuar con el entorno de una manera más saludable.

viernes, 15 de mayo de 2020

¡EL RETO DE LA SEMANA!


Esta semana vamos a hacer un juego para hacer trabajar un poco a nuestro cerebro.

Vamos a observar unos minutos la imagen que tenemos debajo.

Como veis se trata de siluetas de diferentes animales. Vamos a intentar memorizar el mayor número de animales posible (incluso podemos escribirlos si así nos resulta más fácil).

A continuación vamos a tapar la imagen (¡y el papel en el que hayamos escrito para no hacer trampas!).

¿Cuántos animales has conseguido recordar?



Con este sencillo ejercicio hemos trabajado capacidades como el reconocimiento, la atención, la memoria y el lenguaje.

¡Y todo sin casi darnos cuenta!

martes, 5 de mayo de 2020

NUESTRAS ACTIVIDADES NO PARAN

La pandemia producida por el virus COVID-19 ha dado lugar a una situación excepcional para la Asociación que se ha transformado en el cierre obligatorio de los servicios presenciales de la entidad por primera vez desde su creación en 1998.

Dichos servicios se han transformado, adaptándolos a la nueva situación que nos acompaña desde el 6 de marzo (día de cierre de las instalaciones de AFAV), no dejando de atender en ningún momento a las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, Parkinson y sus familiares. La asociación fue creada por ellos y para ellos y aquí seguiremos, porque juntos somos más fuertes.

Los servicios se han transformado realizando durante el confinamiento las siguientes actividades:
  • Estimulación cognitiva a distancia, mediante llamadas de intervención y el envío semanal de actividades de psicoestimulación y de psicomotricidad, así como pautas y recomendaciones para realizar los ejercicios en el domicilio. Estas actividades se envían por correo electrónico, WhatsApp o correo postal.
  • La rehabilitación física se realiza igualmente a distancia, enviando semanalmente actividades, pautas y vídeos de fisioterapia, así como actividades de rehabilitación funcional.
  • Acompañamiento terapéutico y seguimiento continuo del estado de nuestros usuarios/as.
  • Atención psicológica telefónica de familiares y de los propios usuarios/as, así como atención social. También se envían pautas, vídeos y recomendaciones sobre estas áreas de atención.
  • Permanecen a disposición de los beneficiarios todos los correos electrónicos de los profesionales, así como el teléfono móvil de la entidad.
  • Información continua disponible en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) y en el blog de la entidad www.afavaldemoro.org
Seguimos a vuestro lado, porque la estimulación y el tratamiento de las personas afectadas por Alzheimer y Parkinson no puede esperar.

En los meses de marzo y abril hemos atendido a 89 personas, en un total de 325 intervenciones y 429 envíos de actividades.

Si nos necesitas contacta con nosotros.






martes, 28 de abril de 2020

CONFINAMIENTO Y ALZHEIMER

¿Qué ocurre cuando personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer permanecen confinadas en sus casas durante más de 40 días?

Ocurre que los síntomas de la enfermedad pueden agravarse, provocando un empeoramiento en el estado cognitivo de la persona. Algunos no reconocen su propio domicilio y piden constantemente volver a su casa, otros no comprenden el motivo del confinamiento y muestran enfado o incluso agresividad, a otros las vídeo-llamadas les confunden y alteran por lo que la sensación de soledad es aún mayor... Y todo esto, como siempre, como no nos cansaremos de repetir, no les afecta solo a ellos, los cuidadores principales, hijas e hijos, maridos y mujeres, jóvenes y mayores, ven como su salud física y psicológica empeora. Hoy son más cuidadores que nunca, sin ayudas, sin descanso, sin espacio, sin respiro. Y en este escenario aparece la frustración, el miedo, la tristeza, pensamientos negativos, la ansiedad..., que vienen para quedarse si no se tiene la ayuda adecuada.

Son nuestros mayores, nuestros padres y madres, nuestros abuelos y abuelas, nuestras familias y hay que protegerles, del virus y de la enfermedad, pero también de todas sus consecuencias. De la soledad, de la inactividad, de la falta de estímulos, de la incomprensión, de la tristeza, de la rabia...

Desde la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y Parkinson de Valdemoro mantenemos el contacto directo con todos nuestros usuarios y sus familias, proporcionando estimulación cognitiva y rehabilitación a distancia, llamadas de seguimiento y de intervención, acompañamiento terapéutico y espacio de desahogo emocional, atención psicológica y social. Todo ello permite que las personas afectadas y sus familiares se sientan acompañados en esta situación difícil para todos, permite reducir las consecuencias en la salud cognitiva y emocional, contribuye a una mejor gestión de emociones, viviendo nuestros sentimientos de forma natural para que no lleguen a enquistarse.

Saldremos de esta situación y vamos a conseguir salir reforzados, porque ellos, afectados y familiares, han demostrado cada día ser muy fuertes.

Seguimos aquí por ellos. Si estas es una situación similar y nos necesitas no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 


lunes, 20 de abril de 2020

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN Y ATENCIÓN PLENA ANTE EL CORONAVIRUS



Actualmente estamos viviendo no solo un estado de alerta sanitaria, sino también en una constante alerta a nivel mental, siendo difícil desconectar los pensamientos sobre el coronavirus. No resulta extraño que en este periodo haya un aumento de casos de nerviosismo, ansiedad o falta de concentración; repercutiendo en un malestar añadido a la compleja situación que estamos atravesando. Por ello, ahora más que nunca, es importante disponer de técnicas de relajación con las que hacer frente a situaciones especialmente estresantes.
Desde AFAV os vamos a hablar de tres técnicas de relajación para hacer frente al malestar:
1. TÉCNICAS DE RELAJACIÓN BASADAS EN LA RESPIRACIÓN. Poder centrarnos en la respiración, en cómo el aire entra en nuestro cuerpo y segundos más tarde lo expulsamos, es una de las técnicas más potentes para llevar nuestra atención hacia el aquí y el ahora a través de nuestros sentidos. Muchas otras técnicas se nutren de este método de relajación, por lo que supone un pilar fundamental de otras muchas prácticas. Para realizarla debemos:

  • Elegir un lugar en el que podamos disfrutar del silencio, y en el no haga mucho frío ni mucho calor. La luz sería conveniente que fuese tenue, creando un espacio agradable en el que no haya condiciones ambientales extremas. Podemos realizar las respiraciones sentados en una silla, o tumbados en la cama o sofá. Es importante poder estar lo más cómodos posible para no añadir tensión extra al cuerpo.
  • Una vez elegido el lugar, y escogida la posición en la que se harán las respiraciones, se comenzará a realizar inspiraciones de aire tratando de llenar los pulmones. Podemos coger aire por la nariz o por la boca, pero en todo momento debemos de llevar la atención a la manera en que entra el oxígeno en nuestro cuerpo y más tarde expulsamos. Al inspirar notamos como nos recorre el aire por el cuerpo, y al expirar apreciamos la manera en la que se marcha.
  • Resulta útil colocar las manos sobre el abdomen, justo debajo de la zona del pecho, notando como al inspirar se hincha como si fuese un globo, y al exhalar se desinfla.


Unos 5 o 10 minutos de esta actividad bastan para mantener la mente alejada de pensamientos estresantes, así como permite llevar la atención al aquí y al ahora. Poder repetir diariamente esta actividad generará un espacio de desahogo y bienestar.
2. TÉCNICAS DE RELAJACIÓN BASADAS EN IMÁGENES. Ante momentos de estrés o nerviosismo resulta positivo disponer de alguna imagen que resulte agradable. Puede ser un paisaje, la foto de una persona o incluso una comida. Se trata de que nuestra mente asocie esa imagen con un sentimiento de seguridad, calmándonos en momentos difíciles.
3. TÉCNICAS DE RELAJACIÓN BASADAS EN LA ATENCIÓN PLENA. Las “técnicas de atención plena” (Mindfullness), resultan especialmente útiles para lidiar con los pensamientos intrusivos durante esta temporada tan saturada de noticias sobre el coronavirus. Consisten en llevar la atención hacia lo que se está realizando en ese momento, ya sea comer, ducharse o meditar con técnicas de respiración. Centrándonos en el presente logramos desterrar los pensamientos sobre el futuro incierto, así como sobre  las preocupaciones del pasado. Se trata de una técnica que requiere mayor ensayo que las anteriores, puesto que es habitual que mientras estamos comiendo estemos pensando en más aspectos que en el sabor de la fruta que estamos ingiriendo, pero hacer un esfuerzo por prestar atención al presente tiene una notable repercusión positiva. Os animo a disfrutar de las comidas saboreando de cada bocado, fijándoos en cada nota de sabor; así como a salir a la ventana y hacer un esfuerzo consciente en percibir la manera en que el viento roza nuestra cara o el agua que cae desde el cielo. Hay muchas acciones en el presente que pasan desapercibidas porque mientras las realizamos estamos pensando en otras cosas, perdiéndonos oportunidades de disfrutar y sentir emociones placenteras.


martes, 14 de abril de 2020

VEO, VEO,... ¿QUÉ VES?




A veces, cuando vemos algo tenemos que mirarlo de nuevo porque nos da la sensación que no hemos visto bien.
¡Y es que la percepción a veces nos juega malas pasadas!
Pero, ¿qué es la percepción?
Pues no es más que la forma en la que el cerebro detecta las sensaciones que recibe a través de los sentidos.
En la percepción van a influir la luz y el sonido entre otros, de forma que va a ser subjetiva (cada persona percibe los estímulos de una manera diferente), selectiva (porque no podemos procesar todos los estímulos al mismo tiempo) y temporal (a medida que vamos aprendiendo nuestra percepción de las cosas va cambiando).
¿Qué os parece si hacemos un juego para comprobar cómo nuestra percepción va cambiando?
Sólo hay que observar esta imagen durante unos segundos y veremos cómo nuestra percepción inicial cambia.
¡Venga, empieza el juego! Veo, veo… ¿qué ves?

lunes, 13 de abril de 2020

DUELO EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS


El duelo se trata de la respuesta de adaptación ante la pérdida de una persona, animal, objeto e incluso de un evento. En la actualidad, el COVID-19 nos ha enfrentado ante varios duelos simultáneos, pues nos vemos ante la imposibilidad de movernos de nuestro domicilio, sumado a que son varias las personas que han perdido a un familiar o a un conocido debido al coronavirus. Despedirse de un ser querido suele ser difícil, y esta situación de alerta sanitaria internacional solo hace que complicar el luto al poner distancia física entre las personas. Está cambiando nuestra forma de afrontar y experimentar el mundo.

Se suele hablar de varias fases del duelo cuando una persona fallece, siguiendo el famoso modelo de Elisabeth Kübler-Ross:

1. FASE DE NEGACIÓN. Resulta usual que ante una mala noticia la primera reacción sea negarla (“No puede ser”, “Esto no está pasando”).

2. FASE DE IRA. A la fase de negación suele seguirle el enfado al tomar contacto de lo que está ocurriendo (“¿Por qué me ha tenido que pasar a mí?”, “¡No es justo!”).

3. FASE DE NEGOCIACIÓN. En algunos casos aparece un intento de negociar con la situación, tratando de retrasara o impedirla, aunque sea irremediable (“¿Qué hubiera pasado si...?”).

4. FASE DE TRISTEZA. Al comprender que se trata de algo irremediable comienzan a aparecer sentimientos de tristeza y pena (“Nada tiene sentido”). Es necesario pasar por esta etapa para sanar y superar el duelo, no debemos de asustarnos si la estamos sufriendo o si un ser querido está atravesándola. Hay que ser paciente con quien la sufre y con uno mismo.

5. FASE DE ACEPTACIÓN. El afrontamiento de la pérdida finaliza con la aceptación y capacidad de reflexionar sobre el suceso. No significa que estemos conformes con la pérdida, sino que hemos sido capaces de asumirla.

Para la superación del duelo es esencial poder disponer de apoyo emocional e instaurar poco a poco rutinas. En un inicio toda la energía irá destinada hacia dentro de uno mismo para superar la pérdida, y solo poco a poco se podrá disponer de fuerzas para realizar actividades. Ser paciente, cariñoso y constante es lo mejor que podemos hacer por un ser querido que está pasando por un proceso de duelo. Y cuando el duelo lo estamos sufriendo en nuestras propias carnes, disponer de un buen círculo social que ofrezca apoyo resulta el mejor factor de protección. Progresivamente volverán las ganas de comer, las ganas de hacer actividades con las que antes se disfrutaba, y con el paso de los días se reflexionará sobre que aunque el mundo ha cambiado, hay razones por las que continuar caminando.

CÓMO AFRONTAR LA MUERTE DE UN SER QUERIDO DEBIDO AL CORONAVIRUS

Ahora bien, ¿Cómo apoyar a un ser querido cuando no se puede estar físicamente junto a él?, o ¿cómo despedirse de alguien importante cuando se está en soledad?

Desde AFAV vamos a daros unos breves consejos para no sentiros tan solos ante el dolor:

1. SI HAS PERDIDO A ALGUIEN. Debido al Estado de Alarma, ante el fallecimiento de una persona hay que añadir al dolor de la pérdida, la imposibilidad de despedir a esa persona tan importante como hubiera gustado. En la mayoría de los casos no es posible visitar al familiar en el
hospital, velarle o incluso acudir al entierro; dificultando el proceso de asimilación de la muerte y del duelo. Es posible experimentar síntomas como dolor en el pecho, taquicardias, nudo en la garganta, irritabilidad, cambios de humor, etc. Pueden aparecer muchas preguntas o dudas, pero no seas duro contigo mismo pensando en lo que podría haber podido cambiar la situación. Nadie puede ver el futuro, no añadas más dolor a tu sufrimiento.

• Puedes realizar un ritual de despedida en tu domicilio, incluso hablarlo con otros familiares y realizar todos a la misma vez el acto. La importancia del ritual se debe a que nos permite conectar con el dolor, sentirlo y comenzar a poder elaborar la pérdida. Se puede escribir una carta al familiar a
modo de despedida y después leerla a los familiares, quemarla o más tarde llevarla al cementerio. 

Otra opción es escribir un diario con los sentimientos a modo de desahogo, especialmente útil para las personas que viven solas. Habla con tus familiares, desahógate, quizás se podría realizar un acto
conjunto como soltar globos o poner un objeto en el balcón a modo de despedida. Por videollamada también es posible hacer rituales, que aunque no es lo mismo, sí nos permite comenzar a elaborar el proceso de duelo.

• Conecta con los recuerdos. Puedes utilizar fotos, vídeos o objetos, e incluso crear una caja de recuerdos. Algunas personas no son capaces al inicio de ver ni tocar nada del fallecido, y queremos transmitiros que es perfectamente normal. Cada persona necesita su tiempo.

• Cuida tu cuerpo. No te abandones. No dejes de comer sano ni de beber agua, pues no meter energía en nuestro cuerpo aumenta la sensación de malestar e irritabilidad. Si no se tiene apetito lo mejor es programar pequeñas comidas, pero al menos poder hacer tres al día. Elaborar un duelo requiere el consumo de mucha energía, y debemos tener algo de fuerzas.

• Comparte tus sentimientos. Es normal que varíe el estado de ánimo de manera brusca, pasando de la rabia al llanto. Habla con tus seres queridos y diles cómo te sientes. También puedes recurrir a atención psicológica telefónica o grupos de apoyo por Internet. Estamos más conectados que nunca.
Haz una lista de personas a las que quieras llamar, y respeta también los momentos en que desees estar en soledad.

• Realiza alguna actividad. Progresivamente se debe tratar de realizar alguna pequeña actividad para sacar a la mente del continuo de pensamientos sobre la muerte, descansando un tiempo de ese tipo de ideas para recobrar energía. Se puede ver una película, realizar tareas creativas, domésticas, escuchar música, hacer ejercicio...

2. SI TIENES QUE ACOMPAÑAR A ALGUIEN EN SU DUELO. 

Pueden aparecer sentimientos de impotencia o tristeza al no poder estar físicamente presente junto a una persona querida que está atravesando un duelo, pero se puede ofrecer mucho apoyo y acompañamiento desde la distancia.

• Expresa tus sentimientos y transmite apoyo. 
Transmitir el dolor ante la pérdida, mostrando apoyo es lo más importante que se puede hacer. Se deben evitar frases hechas como “Tienes que ser fuerte”, “Anímate un poco”, o “Ahora ya no sufre y está descansando”. Ese tipo de frases pueden hacer sentir a la persona doliente que no comprendemos
su dolor, provocando su enfado. La mejor frase es decir “Me gustaría poder estar junto a ti, puedes contar conmigo para lo que necesites” o incluso un “No tengo palabras para aliviar tu dolor”.

• Asegura el bienestar de la otra persona.
Sondea si se está alimentando y durmiendo adecuadamente. Anima a realizar alguna pequeña actividad como regar las plantas o ver alguna película. 

• Sé comprensivo. 
Quizás la otra persona no quiera hablar o esté en ocasiones de mal humor. Es importante dar tiempo, e incluso preguntar si no desea que se le llame todos los días por teléfono. Simplemente mandar un mensaje de texto por teléfono algunos días puede ayudar a aliviar el sentimiento de soledad de nuestro ser querido.

En cualquier caso instamos a pensar que ahora mismo estamos viviendo una situación excepcional, pero podremos volver a salir de casa y realizar la ceremonia que nos hubiera gustado realizar; así como acompañar a nuestros seres queridos y abrazarles.

Puedes descargar el documento en pdf aquí

martes, 7 de abril de 2020

DIA MUNDIAL DEL PARKINSON #señalesinvisibles






¿SABES QUÉ?
La omsión de letrs s una de ls alteracions de la escrtura que aparece como conscuencia de la enfrmedad de Prkinson, y un ejemplo d ls problmas de comuncación a ls que se enfrentn ls persons afctadas. Entre tods podmos vencr el miedo a no exprsarse bien.
HAY MUCHO QUE DECIR, MUCHO QUE ESCUCHAR
-
DESAPARECEN LETRAS PARA CONCIENCIAR SOBRE LA ENFERMEDAD DE PARKINSON
Nos unimos a la campaña Señales Invisibles de la Federación Española de Párkinson
· Con motivo del Día Mundial del Párkinson, la Federación Española de Párkinson y las asociaciones de párkinson de España promueven la campaña Señales Invisibles, con el objetivo de hacer visible los síntomas más desconocidos de la enfermedad.
El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante, que afecta a 160.000 personas en España y a más de 7 millones de personas en todo el mundo. Aunque es una enfermedad asociada a mayores, un 10% de las personas afectadas son diagnosticadas antes de los 50 años. El temblor es el síntoma más conocido del párkinson, sin embargo, se desarrollan muchos otros síntomas, en ocasiones desconocidos. Estos síntomas son las señales invisibles del párkinson. Algunas señales invisibles del párkinson son: los trastornos del sueño, trastornos afectivos o la depresión.
Además, la enfermedad de Parkinson puede generar problemas de comunicación como: alteraciones del habla, rigidez facial o alteraciones de la escritura.
Estos problemas de comunicación ponen a la persona en una situación de vulnerabilidad. Un mayor conocimiento de la enfermedad de Parkinson ayuda a la inclusión social, laboral y familiar de las personas con párkinson.
SEÑALES INVISIBLES
HAY MUCHO QUE DECIR, MUCHO QUE ESCUCHAR
Muchas entidades y empresas nos hemos unido a la campaña Señales Invisibles. A través de la omisión de letras de logotipos, textos y publicaciones, se pretende concienciar sobre los síntomas invisibles de la enfermedad de Parkinson, haciendo hincapié en los problemas de la comunicación.
La omisión de letras es un reflejo de los problemas de comunicación que produce el párkinson. Pero entre todos podemos vencer el miedo a no expresarse bien.

VAMOS A CONTAR...


¡Hola a todos!
Hoy vamos a jugar un poco con cultura general.

Como veis, debajo tenemos un cuadro muy conocido de un artista español muy importante.
¿Podríais decir qué cuadro es? ¿Quién lo pintó?
¿Qué representa el cuadro?



¿Podrías contar cuántas cabezas se ven?
¿Y manos?
¿Veis alguna bombilla?

Venga, observad en casa bien el cuadro y ¡a ver quién encuentra todo antes!