viernes, 10 de junio de 2022

Ley de dependencia



La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia o Ley de dependencia se aprobó en el año 2006 y entró en vigor en el 2007, a través de la cual se crea el Sistema para la Autonomía y Atención a las personas en situación de dependencia.

La dependencia es el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, precisan de la atención de otra persona o ayudas importantes para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Esta Ley reconoce el derecho a la atención de las personas en situación de dependencia, establecimiento una serie de recursos y prestaciones públicas a los que pueden acceder. Desde servicios a prestaciones económicas:

  • Teleasistencia
  • Atención a domicilio
  • Centros de día
  • Residencias
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar (PECEF)
  • Prestación económica vinculada al servicio (PEVS)

Para poder acceder a estas ayudas es necesario realizar solicitud previa por parte de la persona en situación de dependencia o sus familiares, junto con el informe médico realizado por el médico de atención primaria y un volante de empadronamiento histórico. Esta solicitud puede realizarse pidiendo cita en servicios sociales municipales correspondientes al municipio donde esté empadronada la persona en situación de dependencia, o bien a través del registro electrónico o de ventanilla única en el Ayuntamiento.

Posteriormente tras concertar cita se realiza una valoración de la persona dependiente por parte de valoradores/as de la Comunidad de Madrid en el propio domicilio de la persona, tras esta valoración se le asigna un grado de dependencia:

  • Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  • Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no quiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  • Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

Y se establece su plan individual de atención (PIA) en el que se establece el recurso o ayuda al que tiene derecho la persona dependiente.

Para información acerca del curso de una solicitud o expediente en concreto se puede consultar en el teléfono 012 de información de la Comunidad de Madrid.  

viernes, 11 de febrero de 2022

Fisioterapia respiratoria y terapia ocupacional



Cuando unimos dos disciplinas tan importantes como la fisioterapia y la terapia ocupacional conseguimos cosas realmente maravillosas. Gracias a la creación de un tablero de entrenamiento podemos conseguir mejorar la capacidad pulmonar, el equilibrio o la destreza manual, entre otras muchas cosas.

Realizando un tablero de entrenamiento, en el que habrá un recorrido por el que rodará una pelota impulsada por nuestros soplidos, primero trabajamos psicomotricidad fina manual y orientación espacial, y después vamos a trabajar la musculatura respiratoria y mejorar la capacidad pulmonar.

¿Cómo se hace?

Materiales necesarios:

Cartón de 40x40 cm aproximadamente.

Lápices, rotuladores o macarrones.

Celo o cola blanca.

Una pelota de ping pong o similar.







Desarrollo:


Sobre un cartón dibujaremos un recorrido por el que luego irá rodando la pelota, podéis elegir la forma que más os guste.

Pegaremos sobre las líneas que hemos dibujado lo que hayamos elegido para los bordes:  lápices, rotuladores o macarrones, pegándolos con celo o con cola blanca.

Ya tenemos listo el tablero de entrenamiento.







¿Cómo se usa?


  • Antes de empezar, realizaremos 3 respiraciones profundas, cogiendo aire por la nariz y soltándolo por la boca, de manera lenta.
  • Colocaremos la pelota al inicio del recorrido que hemos construido.
  • Cogeremos aire por la nariz y soplaremos por la boca con los labios fruncidos para hacer rodar la pelota por el recorrido que hemos construido. Se realizará de manera suave, para evitar que la pelota se salga de la pista.
  • Se irá girando el cartón con las manos lo que sea necesario para ir soplando la pelota en dirección al final del recorrido.
Se puede repetir las veces que quiera, siempre y cuando no aparezca fatiga en la respiración.